Invertir y promover empresas globales y base innovadora a través de la RIC canaria

José Andrés Dorta Velázquez,  del Grupo de Investigación Finanzas Corporativas y Banca Departamento de Economía Financiera y Contabilidad Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, analizó en 2008, en su artículo "Economías de opción y el fomento de la innovación en Canarias (I)" las posibilidades de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) de cara a "promover, enfatizar y flexibilizar la innovación empresarial y el florecimiento de una nueva industria del conocimiento que compita en los mercados globales", objetivo estratégico de InverPro.

José Andrés Dorta analizó el Real Decreto-Ley 12/2006, de 29 de diciembre, por el que se modifican la Ley 19/1994, de 6 de julio, de Modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias y el Real Decreto-ley 2/2000, de 23 de junio y el Real Decreto 1758/2007, de 28 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, en las materias referentes a los incentivos fiscales en la imposición indirecta, la reserva para inversiones en Canarias y la Zona Especial Canaria.

El trabajo desarrollado, según el mismo autor:

- "Aporta una visión general de los diferentes instrumentos que pueden apoyar la innovación, resaltando las singularidades del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.

– Aborda la innovación cualificada a efectos fiscales respecto a otras nociones, a los efectos de evitar fijaciones conceptuales distorsionadas y, seguidamente, se exponen los criterios que rigen el reconocimiento de activos intangibles de acuerdo al marco teórico del nuevo Plan General de Contabilidad, prestando especial atención a las actividades de investigación y desarrollo.

– Profundiza en la casuística de la Reserva para Inversiones en Canarias, analizando las problemáticas que se relacionan con su materialización en activos intangibles, tanto si tienen la consideración de inversión inicial como de ayuda al funcionamiento, valorando diferentes manifestaciones del conocimiento, sean científicas, tecnológicas e incluso artísticas.

– Resalta la deducción en actividades de I+D+IT de acuerdo a las especialidades del REF para, a continuación, valorar las economías de opción tributaria que existen entre este incentivo y la RIC.

– Analiza el fomento de la innovación mediante contratación externa, mecenazgo y distintas modalidades de canalización del ahorro como la creación de empresas de base tecnológica, los fondos de inversión o sociedades de capital-riesgo, así como la Zona Especial Canaria.

– Aborda las alternativas que permiten la creación de infraestructuras públicas para el fomento de la innovación.

– Incide en los procedimientos que permiten dar seguridad jurídica a las actividades de innovación, prestando especial atención al rol que deben jugar los organismos de intermediación, ya sean del sector público o privado".

Es por lo tanto un documento de trabajo básico de cara a entender cómo la RIC permite destinar inversiones al tipo de empresas para las que InverPro busca financiación.