Casi 100 empresarios de 15 países se abren a GlocalUp para acceder a África

Sesión del Outsource2LAC en Buenos Aires de GlocalUp.

Sesión del Outsource2LAC en Buenos Aires de GlocalUp.

Emprendedores de América Latina conocen las potencialidades de Canarias como puerta de entrada a los mercados africanos.

Empresarios de 15 países de América Latina y sus respectivas entidades de promoción de comercio exterior han entendido el potencial que Canarias ofrece como puerta de entrada a África, tal como ha sido promovido en Outsource2LAC, la principal rueda de negocios y eventos del sector del Outsourcing en Latinoamérica y Caribe, celebrado los pasados días 20 y 21 en Buenos Aires.

GlocalUp estuvo representado por Enrique Fárez, director de Grupo ICC -que junto a Canarias Ahora promueve esta iniciativa- invitado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que propició la participación de Canarias para trasladar las ventajas de su posición geoestratégica en un evento que concentró a más de 500 empresarios y entidades públicas para la internacionalización de la región.

En sendas sesiones maratonianas de conferencias -el miércoles 20- y rueda de negocios -jueves 21- la representación de GlocalUp acercó la visión de Canarias como entrada a un continente aún desconocido y lejano como es África, desde la perspectiva de Latinoamérica, pero cuyo acceso se hacer realista y culturalmente más cercano gracias a la intermediación de aquellos empresarios isleños que hacen parte, como socios, del consorcio GlocalUp.

Para Enrique Fárez, "la invitación del BID es un reconocimiento al trabajo que arrancó hace menos de un año, justamente con nuestra participación en la edición anterior de Outsource2LAC en Medellín, donde pudimos empezar a verificar que nuestra visión era entendida y asumida como de gran interés y potencial".

Según Fárez, "después de once viajes internacionales, todos ellos en menos de un año, hemos trasladado nuestro mensaje personalmente a más de cien empresarios, con encuentros privados establecidos en cuatro expediciones a Bogotá y tres a Medellín (Colombia),  en Gambia, Frankfurt (Alemania), Birmingham (Reino  Unido) y ahora en Buenos Aires (Argentina)".

Según el coordinador de GlocalUp, " hay confirmación de interés para establecer joint-ventures por una proporción considerable de esos empresarios latinoamericanos, casi un centenar,  y estamos en disposición de proyectar en 2014 una de las actuaciones más vigorosas de lanzamiento de empresas de América Latina en África que posiblemente nunca haya acontecido, atrayendo en el paso hacia Canarias oportunidades de negocio inéditas".

Para Enrique Fárez. "esta es una iniciativa cien por cien privada, de puros emprendedores, que ha sido posible gracias al soporte y visibilidad que Canarias Ahora ofrece y a un grupo inicial de empresarios canarios que han confiado en que esta plataforma podía alcanzar resultados, facilitados por el excelente trabajo de mis compañeros en Grupo ICC, que dan soporte como oficina técnica".

"Destaco -además de a Carlos Sosa como co-impulsor y valedor de GlocalUp-, a Alejandro Henríquez, Enrique Mateu, Alberto Villalobos y Gustavo Pérez -que también han participado en los viajes y asumido tareas de consolidación de la plataforma-, y a Javier Galvis, José Juan Cárdenes o José Luis Reina,, y a la empresa Binter Canarias, que están apoyado en distintos planos".

"También debo resaltar el papel de Emma González, gerente del Cluster Insignia y a su Club de Internacionalización -que nació en octubre pasado- por el respaldo que otorgaron a la idea inicial, facilitando que germinara, además de la reciente incorporación de Borja Rubio en Granada y Aldo Mateu en Birminghan, que han abierto los dos primeros nodos de GlocalUp fuera de Canarias, para dar más fuerza y alcance a la iniciativa", recuerda Fárez.

"Quiero recalcar que GlocalUp es una movimiento exportador abierto a todos los que desde el ámbito público y privado estén dispuestos a unirse y apoyar, aceptando dos sencillas reglas: primero, pensar cómo puedo servir al grupo y al proyecto, y no solo servirse; segundo, asumir que esta iniciativa requiere de un periodo de maduración posiblemente de más de un año, no de meses, y solo la prudencia y la paciencia nos permitirán alcanzar frutos. Animamos a empresarios y profesionales a que se unan ahora para contribuir a un éxito que también sea colectivo".